Blog

La disociación en el baile

Públicado el 05 Dic 2023 
Disociación corporal

Movimientos independientes

El baile más allá de ser una expresión artística, es un diálogo entre el cuerpo y la música. Y la disociación se puede decir que es como esa conversación profunda que tienes con alguien cuando ya se sienten en confianza o cuando ya se entienden muy bien. "Pero, ¿qué significa eso?, ¿qué quieres decir? 🤯" ¡Sigue leyendo! Te contamos qué es la disociación y los tips para mejorarla.

Y recuerda, si ya no quieres quedarte sentado/a en las fiestas junto a la mesa de la comida, o quieres verte mejor al bailar, pluranza.com será tu academia favorita💙🔥

¿Qué es la disociación?

La disociación en el baile es una de las habilidades más divertidas, complejas y estimulantes de aprender para el cerebro. Es la capacidad de mover diferentes partes del cuerpo de manera independiente y coordinada. Es la destreza de separar el movimiento de una parte del cuerpo del movimiento de otras partes, y a veces también en diferentes velocidades. Un ejemplo clásico es el giro de cadera en una dirección mientras el torso realiza un movimiento diferente, creando así una fusión armoniosa de movimientos al ritmo de la música

🤔 ¿Más difícil de entender que la tabla del 8? Pues, intentemos el siguiente ejercicio para comprenderlo mejor.

Ejercicios de disociación

  1. Intenta mover tu cadera en círculos y por cada movimiento flexiona o estira las piernas. Es decir, un círculo de cadera con piernas estiradas, y otro círculo de cadera con piernas flexionadas, y así alternando.
  2. Ahora has una pequeña marcha con los pies en tu lugar y ve sacudiendo los hombros como una maraca ¿Cómo estuvo eso?
  3. Mueve tu pecho hacia delante y atrás, sin mover tu cabeza ni el resto de tu torso, solo el pecho. Adicional, mueve a la vez los pies como en una marcha.

A que es genial mantener tu mente enfocada por igual en ambos puntos 🥳 En el baile, se sumarán más movimientos separados y distintivos a los que prestarás tu atención de forma simultánea, como: el movimiento de manos, hombro, pies, balanceo de cadera... incluso la cabeza. Todo mientras tu cuerpo estimula a tu cerebro para concentrarse y finalmente crea memoria. Con la práctica, verás es muy sencillo y lo logras más rápido de lo que crees.

Disociación en el baile

La disociación siempre se manifiesta de manera armoniosa en el baile y la danza. Podemos verla en la sensible bachata e incluso en la energía de los ritmos urbanos. Sin embargo, en algunos casos puede ser que la notemos con más fuerza, otorgándole un efecto visual interesante a los bailarines, ya que esta habilidad de desvincular las partes del cuerpo permite una mayor libertad creativa en los movimientos. Te mostraremos algunos ejemplos de los bailes en los que más vemos la disociación:

Algunos ejemplos de disociación en el baile

  1. Danza árabe: la danza del vientre o danza árabe es un muy buen ejemplo de disociación. Aquí, las bailarinas conocidas como "Belly Dancers" ejecutan movimientos diferentes aunque simultáneos con diversas partes de su cuerpo. Por ejemplo, a veces pueden realizar "braceos" (movimiento en el que elevan y descienden consecutivamente sus hombros, codos, muñecas, nudillos y puntas de los dedos), mientras a su vez hacen otros movimientos con las caderas, el torso, las piernas y los pies, creando un efecto hipnótico.
  2. Salsa: en la salsa, especialmente en movimientos avanzados, la disociación es esencial. Los bailarines pueden ejecutar varios pasos con sus pies sin olvidar mover los hombros y hacer algunas sacudidas con ellos, o girar la parte superior del cuerpo en una dirección mientras las piernas siguen un patrón diferente, creando un efecto emocionante y con mucha sazón, (lo que, por cierto, caracteriza a este tipo de baile 🔥).
  3. Jazz: en el jazz puedes observar movimientos donde los brazos y las piernas se desplazan de manera independiente, contribuyendo a la complejidad y originalidad de este tipo de baile.
  4. El tango: en el tango argentino, la disociación se manifiesta de manera increíble. Es como si disociaran en 2 sus cuerpos, pues los bailarines realizan giros y desplazamientos con la parte inferior de sus cuerpos, es decir, con las piernas, mientras mantienen el control en la parte superior y abrazan a sus parejas.

Estos son solo algunos ejemplos, ya que, como podemos ver, la disociación está presente en todos los bailes y danzas, siempre con sus características y particularidades según el estilo del que se hable.

Beneficios de practicar la disociación

  1. Mayor expresión y soltura: es como cuando comienzas a leer recetas de cocina y tienes más ideas sobre qué preparar para las comidas, sin quedarte pensando largo rato en qué hacer para la cena 🍽️ La disociación te permite una expresión más rica al bailar, brindándote la capacidad de transmitir más emociones y soltura con tu cuerpo.
  2. Versatilidad: al mejorar la disociación, te vuelves más versátil en la pista, ya que te ayuda a adaptarte con más facilidad a diferentes tipos y estilos de baile, añadiendo tu toque a cada uno ⭐
  3. Previenes lesiones: la disociación mejora la conciencia que tienes sobre tu cuerpo y el control muscular, lo que puede ayudarte a prevenir lesiones al bailar, pues reduce la tensión innecesaria en ciertas áreas del cuerpo 💪🏻
  4. Mejora la memoria: la memoria muscular y la memoria en sí 🤓 La práctica constante para intentar coordinar varias partes de tu cuerpo a la vez pondrá a trabajar a tu cerebro, algo que tu salud agradecerá.
  5. Integración en coreografías: si eres un bailarín profesional o en desarrollo, la disociación se convierte en una herramienta poderosa para ti cuando la incorporas con fluidez en coreografías, viéndote dinámico y original 😎

Cómo mejorar la disociación en el baile

  1. Ejercicios de aislamiento: practica movimientos específicos, como girar las caderas mientras mantienes el torso inmóvil o mover los hombros de un modo mientras meneas las caderas de otro. Esto desarrollará la capacidad de controlar diferentes secciones del cuerpo por separado.
  2. Enfócate en una parte a la vez: divide tu cuerpo mentalmente y concéntrate en mover una parte mientras mantienes las demás estáticas. Luego, cambia de enfoque a otra parte del cuerpo. Una vez que lo consigas, une ambos movimientos. Este ejercicio mejora la coordinación y la memoria cerebral.
  3. Práctica 🥳: aprende un ritmo nuevo y comienza la práctica. Ya sea salsa, bachata, merengue, tango, jazz... con el tiempo, tu cuerpo, mente y coordinación verán los resultados.
  4. Baila con diferentes ritmos y velocidades: cambiar entre ritmos y velocidades te desafiará a adaptar tu habilidad de disociación.

¿Y ahora?

En el baile, la disociación es una habilidad que transforma tu coordinación y el control de las diferentes partes de tu cuerpo, amplifica tu expresividad y hasta tu soltura. Más que una técnica, la disociación en el baile es la magia que surge cuando conocemos nuestro cuerpo y conversamos con él amigablemente, sin forzarlo ¿Practicarás?

Si te gustó, ¡comparte y ayuda a otros! Y si quieres ponerlo en práctica y comenzar a bailar, pluranza.com es la opción: aprende cuando quieras, desde cualquier lugar del mundo 💙🌐 ¡Te esperamos!

¿Quieres aprender a bailar?
¡Empieza ahora!
¡Quiero inscribirme!

Deja una respuesta

Atrículos relacionados

usercartchevron-right
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram